Empresa busca talento

Los departamentos de Recursos Humanos de grandes empresas, no solo el nuestro, trabajan con un depurado proceso para determinar la adecuación de las candidaturas a los aspectos técnicos que deben cubrir. Son procesos establecidos que nos aseguran que las personas que se incorporan a la compañía podrán ejercer las tareas de su nuevo puesto de manera óptima y eficiente, en el caso de Schneider Electric son mayoritariamente perfiles técnicos.

Pero, ¿buscamos solo capacitación técnica? ¿Cubrimos nuestras vacantes teniendo solo en cuenta cómo se adecuan a las tareas definidas para el puesto? La respuesta es simple y contundente: NO. En el post anterior ya daba la clave: ¿Qué tipo de persona eres? Y queremos que las personas sean de un tipo básico: personas con talento.

Personas con talento y géneros diferentes. Personas con talento y edades diferentes. Personas con talento y orígenes diferentes. Talentos que sumen y nos hagan crecer. Como dijimos, la diversidad es clave para el progreso empresarial y en las compañías de tipo industrial o tecnológico se necesita aumentar el talento que proviene de las mujeres ya que por cuestiones histórico sociales las profesiones requeridas por estas empresas son mayoritariamente masculinas.

En nuestros procesos de Recursos Humanos hablamos del qué (qué logros, qué equipos, qué funciones, etc.), pero sobre todo hablamos del cómo (cómo han conseguido esos logros, cómo han gestionado esos equipos, cómo han desarrollado sus funciones, etc.).

Pero, ¿cómo detectamos el talento? En nuestros procesos de Recursos Humanos hablamos del qué (qué logros, qué equipos, qué funciones, etc.), pero sobre todo hablamos del cómo (cómo han conseguido esos logros, cómo han gestionado esos equipos, cómo han desarrollado sus funciones, etc.). Conocer su modo de trabajar y sus competencias soft nos permiten saber la propuesta de valor que esa persona aportará a nuestra compañía: su pasión, sus ganas de innovar, su espíritu transformador. Además, creemos que es necesario e indispensable el cultural fit, su alineación con nuestra filosofía corporativa, tanto para la captación de talento como para su retención.

Empresa busca talento

Dicho esto, ¿podemos afirmar que las mujeres tienen más talento que los hombres o que sus competencias soft son mejores? De ningún modo y, de nuevo, es un NO rotundo. El talento depende de cada uno de nosotros y es lo que debemos buscar desde los departamentos de Recursos Humanos. Es más, del mismo modo que las empresas en las que la balanza de género se declina hacia el lado masculino intentamos sumar talento des de la visión femenina, las empresas en las que se encuentran con la balanza en la posición contraria deben preocuparse por sumar talento masculino. Las personas marcan la diferencia, las personas son lo único que no podemos copiar, la suma talento y diversidad es lo que hará que la empresa sea diferente, única, irrepetible e irresistible.

Las personas marcan la diferencia, las personas son lo único que no podemos copiar, la suma talento y diversidad es lo que hará que la empresa sea diferente, única, irrepetible e irresistible. Clic para tuitear