Ana Porras

Ana Porras – Mujeres que Inspiran
Foto: Lorenzo Carnero

Ana Porras es periodista y dirige el medio digital Yo Soy Mujer; una web y una app orientadas, sobre todo, a la mujer de la provincia de Málaga. Desde principios de julio de este año, ha sabido hacerse hueco entre los demás medios locales, posicionando Yo Soy Mujer a la altura de la competencia más directa. Ana tenía un sueño y decidió dar un giro a su vida para verlo hecho realidad.
Quedamos a medio día. Viene de Marbella, de tener una reunión y visitar a posibles anunciantes. Aprovecha para programar un par de mensajes en redes sociales y para comprobar qué tal está funcionando la entrevista que ha publicado hoy. Su móvil es, como ella mismo dice, su oficina cuando no tiene un ordenador a mano. Allá donde va, lleva su proyecto con ella; pero no le pesa, porque es algo que le apasiona.

 

Ana, ¿cómo surge Yo Soy Mujer?

De 2008 a 2011 tuve una revista en papel que compaginaba con un trabajo en una televisión municipal. Ya en aquel momento todo el mundo decía que el medio online era el futuro y de hecho, no solo era el futuro, sino que ya era el presente.

Aunque de 2008 hasta ahora internet ha evolucionado muchísimo, este era un proyecto que yo ya tenía en la cabeza. Creo que el medio online no solo es más barato que el papel, sino que la rentabilidad y la productividad de la publicidad en estos medios es mucho mayor. Internet no tiene fronteras, no tiene límites y con un medio online puedes llegar a mucha más gente.

Además, en ciudades como Madrid o Barcelona ya hay gente trabajando en esta línea, pero en Málaga sí detectaba ese “vacío”, esa necesidad de visibilizar a la mujer de aquí. En Yo Soy Mujer, a través del apartado “En primera persona“, se muestran casos de mujeres de la provincia de Málaga, mujeres de carne y hueso, mujeres que puedes encontrarte en tu día a día, mujeres que tienen sueños y que los alcanzan, mujeres que tienen los mismos problemas y las mismas inquietudes que tú y yo. Al final, poner todo eso en un medio online ha sido totalmente mágico, porque gracias a herramientas como las redes sociales, esas historias llegan a mucha gente, a personas de todas las partes del mundo. Eso es algo fascinante.

Ana Porras – Mujeres que inspiran
Foto: Lorenzo Carnero

Entonces esta era una idea que venías rumiando desde hace tiempo. ¿Cuándo decides que el momento era ahora?

Llevaba mucho tiempo trabajando por cuenta ajena y sentía que me faltaba algo. Cuando alguien lanzaba un proyecto empresarial, cada vez que alguien emprendía, me volcaba en ayudarle porque sabía que era algo que quería hacer. En mi interior sentía que era algo que tenía que hacer. No miraba a quien emprendía con envidia, pero sí con ganas de dar el paso igual que lo hacían ellos.

Cuando yo empezaba a darme cuenta de que debía dar el paso sin dudarlo, el destino puso en mi camino a mi pareja, Aitor. Él trabajaba en una cafetería pero en realidad era publicista y diseñador gráfico. Yo le animé a dejar la cafetería y montar su propia agencia, a explotar todo su potencial. Él lo hizo. Montó su propia agencia de branding y diseño estratégico, The Branders & Co. A partir de ese momento es él quien empieza a tirar de mí. Él me animó a dar el paso, a atreverme. Yo necesitaba poner toda mi creatividad, todas mis ideas en un “papel” en blanco y él me dio el empujoncito que me faltaba. No solo me animó, sino que además me ayudó a lanzarlo.

Y para ti, Ana, que tenías hasta 2011 un medio en papel, ¿qué ha supuesto dar el salto al medio digital? ¿Qué cambios has notado?

Ana Porras – Mujeres que inspiran
Foto: Lorenzo Carnero

Al principio me parecía todo un mundo. Yo tengo cuarenta y un años, puedo considerarme en ese grupo de la “brecha digital”. No he nacido con un móvil, ni con un ordenador: todo eso se ha ido introduciendo en mi vida poco a poco. La verdad es que me daba mucho miedo, sobre todo porque me enfrentaba a algo totalmente desconocido para mí: utilizar un gestor de redes sociales, actualizar la página web, seguir las analíticas. Pero una vez empecé a aprender, descubrí que era más el miedo que tenía que lo que realmente suponía. Al final me resultó más fácil de lo que yo me imaginaba. Aunque también es cierto que en mi caso ha sido fundamental contar con un equipo de profesionales que me respaldase, que me ayudase a resolver mis dudas. Aunque hubiese muchas cosas totalmente desconocidas para mí, ellos controlaban perfectamente todo y eso siempre me ha aportado mucha tranquilidad. Además, cada vez que tenía una idea, cada vez que les pedía algo, nunca recibía un “no” por respuesta, sino que buscaban la fórmula para hacerlo. Creo que ir acompañada de buenos profesionales es fundamental y en mi caso he tenido la suerte de poder hacerlo.

Al margen de todo esto, creo que el principal cambio entre el papel y el medio digital es la inmediatez de la información. En el papel se tienen unos plazos de cierre, unos plazos para maquetar los contenidos; pero en el medio digital no. En el online, conforme acaba de ocurrir la noticia, debe estar publicada. Sobre todo cuando se trata, por ejemplo, de la cobertura de eventos.

¿Cómo afecta esa necesidad de inmediatez a tu manera de trabajar?

Pues la verdad es que eso determina bastante la manera de trabajar: hay que redactar y maquetar artículos con agilidad, estar pendiente de los gestores de redes sociales, publicar las noticas y darles movimiento y difusión en redes sociales y luego medir el impacto, ver en qué momento tienen mayor repercusión. Todo esto a un ritmo muy rápido. Pero si hay algo que me parezca apasionante del online es la libertad que te aporta. Me encanta tener la posibilidad de trabajar desde cualquier parte del mundo, en cualquier momento. Al final mi oficina, si no tengo un ordenador, es un móvil. Solo necesito conexión a internet. Esto hace que pueda ser dueña de mi tiempo y eso es algo maravilloso.

Creo que emprender un proyecto como este requiere mucho esfuerzo, mucha dedicación; pero luego compensa. También es cierto que a mí no me importa dedicarle tiempo porque es algo que me apasiona.

Ana, ahora se escucha mucho el término de conciliación. ¿Cómo ha afectado el emprendimiento de tu proyecto a tu conciliación familiar?

Ana Porras – Mujeres que inspiran
Foto: Lorenzo Carnero

Bueno, la verdad es que ahora mismo, con el proyecto iniciándose, no existen horarios. Por ejemplo, si recibo las fotos de un evento a las seis de la tarde, tengo que ponerme a esa hora a maquetar el artículo, publicarlo, programarlo en redes sociales. Pero no me importa porque, como te decía, por otra parte soy dueña de mi tiempo. Ahora, por ejemplo, puedo ir a las reuniones del colegio de mis hijas, que tienen 10 y 11 años. Antes no.

Creo que emprender un proyecto como este requiere mucho esfuerzo, mucha dedicación; pero luego compensa. También es cierto que a mí no me importa dedicarle tiempo porque es algo que me apasiona. Me parece mágico pasarme horas frente al ordenador redactando una entrevista que he hecho, retocando las fotos, volviéndome a enfrentar a la entrevistada. Por eso, aunque requiera esfuerzo y dedicación, estoy segura de que merece la pena.

 

¿Y qué planes tienes a partir de ahora, Ana? ¿Cómo se presentan los próximos meses para ti?

Creo que ahora mismo es fundamental que España vuelva a la normalidad, que tenga estabilidad. Es algo muy importante para que los negocios puedan empezar a prosperar. Algunas empresas, por ejemplo, a causa de la inestabilidad que vivimos ahora mismo, no terminan de planificar sus campañas de publicidad para el año que viene. Así que yo creo que recuperar la estabilidad es algo fundamental.

Por mi parte, aunque tengo algunos proyectos más rondándome la cabeza, ahora mismo quiero centrarme en posicionar Yo Soy Mujer, en darle difusión en redes sociales, en seguir luchando por generar contenidos de calidad, cerrar cuentas de publicidad y hacer que el proyecto crezca.

 

Al final, Ana tiene entre sus manos el que ha sido su sueño durante mucho tiempo. Eso hace que cuide hasta el último detalle y que cada mañana se levante con ganas de ver crecer su proyecto y de luchar por él con mucha dedicación, mucho esfuerzo y mucha pasión. Ana deja su impronta en cada cosa que hace y Yo Soy Mujer, sin lugar a dudas, habla mucho de ella, de su capacidad de superación y de su saber hacer.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here