Patricia García-Rojo

Patricia García-Rojo - Mujeres que inspiran
Foto: Erny Gámez

Patricia García-Rojo nació en Jaén. En la actualidad vive en la Costa del Sol, donde imparte clases de lengua y literatura a alumnos de educación secundaria y bachillerato. Conocí a Patricia poco antes de lanzar su primer libro: La fábrica creator. Hace casi diez años. A día de hoy ya ha publicado más de diez libros entre novelas y poemarios, ha participado en distintas antologías poéticas y ha ganado un Premio Gran Angular por su obra El mar.  Ha llovido. Y mucho.

Por aquel entonces, ya se movía por la blogosfera. De hecho, tenía dos o tres blogs activos. Blogs de poemas, blogs de vivencias, blogs en los que muchas veces “vaciaba” su alma. Aún recuerdo sus posts con ilustraciones preciosas y sus calendarios de adviento. Leer a Patricia desata los sueños del más incrédulo. Sus poemas llegan al alma. Escucharla hablar de libros y palabras transmite mucha magia. Dicen que los niños nacen con un pan bajo el brazo. Yo siembre he pensado que Patricia nació con un bolígrafo y una Moleskine.

Quedamos para tomar café. Ya ha entrado el invierno. En la Costa del Sol solo tenemos dos estaciones: verano e invierno. Hay bullicio, ruido de máquinas de café, gente charlando mientras merienda. Aprovechamos para ponernos al día, ya que hacía años que no nos veíamos. Parece que fue anteayer. Aunque cuando empieza a relatarme cuántos libros y premios lleva, parece que ha pasado una eternidad. 

 

Patricia, en menos de diez años, has publicado ya más de diez libros y has ganado varios premios. Además, eres profesora en un instituto. ¿Cómo es posible llegar a todo?

La verdad es que tiro mucho de vacaciones y tiempo libre para escribir –¡bendita Semana Blanca!–. De otro modo, sería imposible. Pero lo cierto es que no me pesa dedicar ese tiempo libre o ese tiempo de descanso a escribir. Para mí escribir es la actividad más “egoísta” del mundo: cuando escribo, soy la persona más feliz del universo. Me apasiona escribir, me hace muy feliz y por eso no me importa dedicarle tiempo. Al final, puede decirse que escribo para mí porque escribir me hace inmensamente feliz.

“Escribo para mí porque escribir me hace inmensamente feliz”

¿Y cuánto te lleva aproximadamente escribir uno de tus libros? ¿Es un proceso largo?

Depende de cada libro. Cada caso es un mundo. Aunque sí es verdad que, por ejemplo en el caso de las novelas, siempre sigo el mismo proceso. Es un proceso de cuatro fases: una primera fase en la que que surge la idea y prácticamente me cuento toda la historia, a grandes rasgos, en mi cabeza; una segunda fase en la que ya cojo lápiz y papel y empiezo a esquematizar la historia, a dar forma a los personajes, a darle vida a todo lo que tengo en mi cabeza; una tercera fase en la que me siento frente al ordenador a escribir la historia y una cuarta fase en la que toca revisar, revisar y revisar. Curiosamente, aunque esta última fase quizás sea la más pesada, a veces es la primera la que más tiempo me lleva. Depende de cada caso: ha habido veces en las que he completado esa primera fase en un solo día y veces en las que me ha llevado bastante más.

Cuando te conocí ya hacías uso de los blogs. ¿Qué significan para ti?

En la actualidad tengo activos dos blogs: Ridícula calamidad y Trampas y cartón. En estos años he tenido varios. Algunos los he perdido porque no recuerdo ni la cuenta de correo con la que los abrí. Para mí los blogs son como mi “papel el blanco”. Lo que publico en mis blogs es algo más personal, algo que probablemente nunca acabe viendo la luz en forma de libro. En mis blogs escribo poemas, ideas, sentimientos, vivencias.

Mi manera de escribir para mis blogs es más personal, más libre. En cambio, cuando preparo un libro soy mucho más metódica, sigo un proceso.

Patricia García-Rojo - Mujeres que inspiran
Foto: Erny Gámez

Últimamente se habla mucho de que los jóvenes ya no leen o al menos no tanto como antes. Tú, como profesora de lengua y literatura, ¿qué opinas sobre esto?

Creo que hay un poco de todo. Hay adolescentes a los que les gusta leer y adolescentes a los que no. Sí es cierto que en ocasiones veo que aprecian la lectura no como una actividad de ocio o un placer, sino como una obligación. He llegado incluso a conocer padres que castigan a sus hijos con la lectura. Si un niño conoce la lectura como una obligación o como un castigo, es imposible que le guste. Así es imposible que disfrute de ella.

Patricia, a este respecto también hay quien dice que las nuevas tecnologías han hecho “mucho daño”. ¿Tú crees que es así? ¿Crees que las nuevas tecnologías representan una “amenaza” para la literatura?

Para nada. Las nuevas tecnologías no suponen una amenaza para la literatura. Todo lo contrario. En mi opinión, si sabemos usarlas correctamente, ofrecen un universo de posibilidades para autores y lectores: foros y redes sociales en los que intercambiar ideas sobre qué nos ha parecido una obra, nuevas vías a través de las que dar difusión a nuestras historias o dar vida a nuestros personajes. Hay un sinfín de posibilidades.

J. K. Rowling, por ejemplo, a través de plataformas como Pottermore, complementa las historias de sus libros. Ofrece a sus lectores historias paralelas, secundarias, detalles. Eso es maravilloso.

También han surgido los booktubers, que tienen canales de YouTube especializados, por ejemplo, en novelas de ciencia ficción o fantasía épica. Existen muchos canales y muy buenos.

En ese sentido, ¿crees que las editoriales se están adaptando bien o que tiene aún mucho por hacer?

Como todo, hay editoriales que se están adaptando muy bien y otras que no tanto. Por ejemplo, hay editoriales que ya tienen en cuenta a los booktubers entre sus vías de difusión y publicidad y que les mandan de manera gratuita todas las novedades para que los reseñen en sus canales, aunque luego la crítica no sea demasiado positiva.

Patricia García-Rojo - Mujeres que inspiran
Foto: Sergio (SM)

Fíjate que yo, con todo lo “gadgetofílica” que soy, aún no termino de cogerle el gusto al libro electrónico: sigo prefiriendo el olor a libro nuevo, marcar las páginas con un doblez en las esquinas y poder pintar o garabatear algo si lo veo interesante. ¿Qué opinas tú del mundo ebook?

Creo que el libro electrónico le da un toque de atención al libro tradicional. En sus comienzos, los libros eran auténticas joyas: sus cubiertas de piel, sus páginas cosidas a mano, sus páginas de papel sedoso. Ahora, por cuestiones de volumen, a veces se imprimen los libros de cualquier manera, se descuidan los detalles: el tacto del papel o de la portada, las ilustraciones, el diseño atractivo. Creo que si los lectores puedes encontrar en un libro electrónico lo mismo que en su versión en papel, al final es complicado que opte por el papel: sobre todo cuando el electrónico es más barato y no ocupa espacio. Por eso las editoriales deben ponerse las pilas y ofrecer “experiencias” en sus ediciones impresas y cuidar a máximo las ediciones, portadas, los acabado. Al final se trata de hacer lo más atractivo el volumen para que sus posibles lectores quieran tenerlo. Es algo que va más allá del contenido y que también ha de cuidarse.

Viendo tu trayectoria, seguro que ya tienes algún proyecto en mente para los próximos meses. ¿Algo que nos puedas desvelar?

Si Dios quiere, para el mes de abril verá la luz mi segundo Barco de Vapor: Color azul enemigo, que continúa la serie de Color verde ladrón. Además, para mediados o finales de año, si todo va bien, se lanzará 11 vidas de Uria-ha, una novela juvenil.

Así, nos terminamos el café en una tarde algo fría y nublada. Cuando apago la grabadora, no se había grabado nada. La charla con Patricia fue tan agradable que no tuve problemas para escribir todo lo que habíamos hablado en una nota en mi iPhone nada más salir. Dicen que cuando algo te interesa, se graba en tu mente rápidamente. Creo que eso fue lo que pasó en este caso.

Escuchar hablar de libros y escritura a Patricia, ver el brillo en su mirada al hablar de sus historias y sus personajes, hace imposible no contagiarse de esa ilusión, de esa magia. Porque cuando pones pasión en lo que haces, todo fluye.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here